Por Denise Mondragón

Los coronavirus (CoV) son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde un resfriado común hasta padecimientos más severos como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) o el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV).

Los coronavirus son zoonóticos, es decir, que se transmiten entre animales y personas.

El 31 de diciembre de 2019, la oficina de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en China fue informada sobre casos de neumonía por causas desconocidas, detectados en la ciudad de Wuhan, China. El 7 de enero de 2020, las autoridades de este país identificaron un nuevo coronavirus (2019-nCoV)  como el virus causante.

De acuerdo con las primeras investigaciones epidemiológicas, la mayoría de los casos se presentaron en trabajadores del mercado de pescados y mariscos de Wuhan y en visitantes habituales de éste. Dicho mercado cerró sus puertas el 1 de enero de 2020.

Los síntomas incluyen fiebre, tos, dificultad para respirar; en casos más graves, puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte. 

Las recomendaciones para prevenir la propagación son: lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, cocinar adecuadamente la carne y los huevos y evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias.

Hasta ahora se han registrado más de 300 casos y 6 muertos por el coronavirus 2019-nCoV en China.

La OMS no ha emitido ninguna restricción de viaje o comercio, sin embargo, el comité de emergencia se reunirá en unas horas para determinar si el coronavirus (2019-nCoV)  constituye una Emergencia de Salud Pública de Importancia Internacional.

Fuente: OMS

Escríbenos a soypaciente@gmail.com